NO al cierre

Hoy quiero hacer una reflexión porque me entristece ver cómo cada día echan el cierre negocios locales, sitios a los que íbamos y desgraciadamente no podremos volver. Emprendedores que han decidido emprender no en mal momento, porque nadie se esperaba esto del COVID, pero emprendedores que por A o por B se han visto en la tesitura de tener que cerrar su despegue de ese sueño que llevaban tanto tiempo dudando si lanzar o no.
-
Luego llego yo a mi taller, a mi negocio, ese lugar que he creado con tanto apoyo de familiares y cercanos, donde me siento tan feliz por hacer lo que realmente me gusta… en resumen, por estar cumpliendo mi sueño… y siento impotencia, tristeza por no poder frenar realmente esto que se nos está volviendo a ir de las manos por segunda vez.
-
La situación cada vez es peor y no sé si acabará en un segundo confinamiento domiciliario o no, si nos obligarán a cerrar todos los negocios que no sean imprescindibles o qué pasará. Pero si algo tengo claro es que voy a seguir luchando día a día para tratar de daros lo mejor de mí, y para eso os necesito.
-
Los negocios como MOORE sobreviven gracias a vosotrxs. Los que compráis una camiseta, una blazer porque es de última tendencia, el chubasquero ese que es un must, un regalo para una persona cercana porque sabes que le hará ilusión el hecho de estar ayudando a una emprendedora… y es por eso que os animo a que lo sigáis haciendo. Entiendo que hay muchas cosas que son innecesarias, no son prendas que puedas ponerte a diario pues pasamos más tiempo en casa que en la calle (o deberíamos). Es por eso que voy a adaptar MOORE a la situación actual y trataré de adaptarlo también económicamente para que sea apto para todos los bolsillos.
-
Es bien sabido que cada pequeño negocio tiene su historia detrás, viven por y para él, son negocios en los que se ha puesto toda la ilusión y ahorros para que funcione. Es por eso que os pido por favor que este año cuando pensemos en el Olentzero/Papa Noel y los Reyes Magos, en lugar de aumentar lo beneficios de plataformas online que están forradas con sus BLACK FRIDAYS pidamos un libro en esa librería de toda la vida, compremos calzado /ropa en tiendas pequeñas y no multinacionales, vayamos a esos restaurantes que están en nuestra calle… pongamos nuestro granito de arena y ayudemos a que no desaparezcan más negocios, sean de toda la vida o no. Negocios a pie de calle, negocios pequeños, al fin y al cabo.
-
No sé si estaréis de acuerdo, pero a mí me gustaría que mis hijos pudieran acudir a ese restaurante de mi barrio en el que tan bien han tratado a mis abuelos, padres incluso a mí. A esa librería de la esquina en la que la señora te aconseja amablemente y ya te conoce de tantas veces que has ido. A esa zapatería en la que te gastaste tus primeros ahorros porque querías las zapatillas que llevaba Pepita y estaban de moda…
 -
Pensarlo, pero los comercios están en un momento crítico. Y está en nuestras manos ser su salvoconducto.
-
 x.

Dejar un comentario