Las Redes

El documental “El dilema de las redes” de Netflix ha dado mucho de qué hablar y pensar en los últimos días. 
-
-
Seguramente no seremos los únicos impresionados por este documental y, si no lo habéis visto, os lo recomendamos porque es de interés de todo el mundo la manera en la que abordan un problema bastante importante.
-
Aunque supiera que internet utiliza algoritmos y predictivos para recabar información de cada uno, nunca le di mucha importancia y seguí disfrutando de mis redes. Pero cuando escucho en el documental a directivos de grandes empresas de Silicon Valley preocupados por cómo han evolucionado la tecnología y la inteligencia artificial, y que algunos de esos entrevistados han dejado sus puestos de trabajo por ética, empiezo a darme cuenta de que a lo mejor tenemos que tener más cuidado con las redes sociales.
-
En mi caso existen dos motivos por los que utilizo estas plataformas: el laboral y el social.
-
En el caso laboral, las redes sociales son algo esencial para mí. Es la única manera que tengo a día de hoy de dar a conocer mi marca, Moore. Expongo mis preferencias por la moda, trato de crear diferente contenido, contacto con influencers para determinadas colaboraciones, y muchas otras cosas.
-
Desde la perspectiva social se convierte en un mundo completamente diferente. No critico el uso de las redes como si de un diario público se tratara, simplemente no congenia con mi estilo de vida. Algunos preferimos una vida más privada y discreta y no hay nada de malo en eso ni en lo contrario. Pero, para nosotros, quienes utilizamos el Instagram o Facebook para ver cosas de nuestros amigos o para mantenernos informados de cosas de interés, no nos hace gracia que se nos trate como mercancía o que programas de inteligencia artificial creen un perfil de nosotros mismos para mantenernos enganchados o controlados por las redes.
-
Darío es un claro ejemplo de este caso. Recientemente se borró su cuenta de Instagram porque, para el poco uso que le daba, no quería tener abierto ese conducto de información. Digamos que ver el documental fue lo que le empujó finalmente a borrarse esa red social que tenía y que no le gustaba.
-
Este blog es de opinión personal. No reniego de la nueva tecnología o de la inteligencia artificial, solo creo que separar un poco nuestras vidas de eso nos haría un favor y pararía el proceso desenfrenado que llevamos. Exponerse tiene sus partes buenas y malas y es decisión de cada uno elegir qué camino tomamos.
-
Hasta el próximo miércoles,
x.

Dejar un comentario